kidsbaron.com logotipo pequeño

COMERCIO

MENÚ

CARRITO

Buscar
  • Blog
  • Mudanzas de larga distancia con niños pequeños: ¿cómo prepararse?

Mudanzas de larga distancia con niños pequeños: ¿cómo prepararse?

Mudanzas de larga distancia con niños pequeños.

Por la escritora invitada Daniela Coleman

Mudarse lejos es difícil, pero hacerlo con niños pequeños puede parecer imposible. Como siempre, la clave está en una buena preparación y en todas esas pequeñas cosas que puedes hacer antes del día de la mudanza. Muchos padres primerizos no saben lo que implica este proceso, ya que no es algo con lo que se encuentren todos los días. Por eso, hemos preparado una guía que le ayudará a trasladarse con éxito con su hijo y, al mismo tiempo, a mantener bajos los niveles de estrés y ansiedad.

1. Tu rutina no debe cambiar

No será fácil mantener el horario habitual de sueño o siesta de su hijo durante este tiempo. Estará desbordado por sus obligaciones cotidianas, a las que se sumarán las diferentes tareas de la mudanza. Habrá días en los que será casi imposible mantener la rutina, pero donde hay voluntad, hay un camino. Los niños tienen mucho miedo a lo desconocido, y su rutina les ayudará a sentir que tienen el control y les hará parecer que no cambian muchas cosas. Como padre, estamos seguros de que hará todo lo posible para que su hijo se sienta seguro y querido.

Además de mantener su rutina, hay que hablar, hablar y hablar un poco más cuando se traslada a un lugar lejano con un niño pequeño. El aspecto psicológico del traslado es muy importante, y sólo puede resolverse con una buena y larga charla. Así que no esperes hasta el último momento para informar a tus hijos sobre el traslado. Por pequeños y frágiles que parezcan, los niños, sobre todo los mayores, entienden mucho de lo que se les dice. Tienen que asimilar la mudanza antes de que se produzca.

2. Contratar ayuda para mudanzas de larga distancia con niños pequeños

Una mudanza es una situación única que cambia la vida. Además, es una situación que requiere mucha ayuda de terceros. Desde contratar empresas de mudanzas hasta encontrar una unidad buena pero asequible y todo lo demás, tendrá la sensación de estar buscando un salvavidas de todas las fuentes posibles. Pero si estás a punto de mudarte con un niño pequeño, la ayuda más importante que necesitas vendrá de una sola fuente: los servicios de guardería. Contratar a una niñera te quitará estrés y mantendrá a salvo a tu hijo.

Ten en cuenta que incluso un buen amigo o un familiar de confianza pueden servirte de ojos y oídos durante el día de la mudanza. Mientras tenga a alguien de confianza que cuide de sus hijos pequeños ese gran día, todo irá bien. Imagínese lo fácil que será hacer la maleta cuando sepa que su hijo está bien cuidado. Además, no estorbarán mientras usted hace las maletas, así que no habrá molestias que distraigan la atención de lo que hay que hacer. 

3. Cuidado con lo que dejas en el suelo

Cuando empiece a empaquetar, querrá deshacerse del mayor número de cosas posible. En una situación "normal", sin niños de por medio, tiraría los objetos al suelo y los dejaría allí hasta que decidiera dónde colocarlos. Sin embargo, cuando se trata de niños pequeños, hay que tener mucho cuidado con sus manos errantes y su actitud exploradora. Si dejas un objeto en el suelo y tu hijo gatea, lo más probable es que lo coja, lo que abre un sinfín de posibilidades de que se haga daño. Esto es especialmente importante cuando limpies la casa antes de la mudanza. No dejes ningún producto de limpieza en un lugar que pueda estar al alcance de tu hijo.

En cambio, si tienes que limpiar la casa o encargarte de cualquier otra tarea en la que tu hijo pequeño no deba participar, siempre puedes ponerle en una trona y darle un juguete con el que jugar. Todos los padres saben cuánto los juguetes pueden contribuir al desarrollo del niñoAdemás de mantenerlos ocupados durante un tiempo. Es fácil ver que tanto los padres como los hijos salen ganando. Por supuesto, siempre puedes optar por servicios de limpieza si te apetece derrochar y ahorrar tiempo. Pero si el dinero es un problema, se recomienda mucha precaución. 

4. Deje para el final el empaquetado de las pertenencias de su hijo pequeño.

Embalar para una mudanza es un proceso muy largo y arduo. Puede resultar tentador empaquetar y guardar primero todas esas artículos peculiares para bebés antes de pasar a la cocina y el salón. Pero, ¿qué piensa hacer cuando su hijo empiece a tener una rabieta y no tenga con qué calmarlo? Lo último que necesitas es rebuscar entre un montón de cajas de mudanza sólo para encontrar la manta de tu hijo o su juguete favorito. Así que, cuando haga una mudanza de larga distancia con niños pequeños, aguante las ganas de empaquetar sus cosas hasta el final. Ahorrará horas de su valioso tiempo.

Por otro lado, no espere demasiado. Empiece a empaquetar los artículos no esenciales, como la ropa de temporada de su hijo pequeño y sus viejas cosas de bebé, unas semanas antes de la mudanza. Una vez que sólo te queden los artículos esenciales, será fácil empaquetarlos el día antes de la mudanza.

5. Prepara una caja de mudanza esencial para tu hijo pequeño

Por muy rápido que deshaga las maletas y por muy bien que empaquete, esa primera noche en su nuevo hogar puede ser muy agitada. Toda la familia estará cansada, tú querrás tumbarte y tu hijo pequeño querrá estar entretenido. Así que imagínate qué pasaría si acaban necesitando que les cambies el pañal y no lo encuentras. O si pide a gritos su juguete favorito y no lo encuentras hasta que rebuscas entre docenas de cajas de la mudanza. La buena noticia es que hay muchas cosas que puedes hacer para evitar esta situación. 

Reúne los artículos más importantes que sepas que tu hijo necesita a diario. Puedes incluir pañales, biberones, chupetes, juguetes y todo lo que se te ocurra. Pon todos esos artículos en una bolsa que te servirá como una especie de botiquín. Cuando llegues a tu nuevo hogar, no tendrás que pasarte una hora buscando un conjunto de ropa nueva: estará a tu alcance. 

6. Desempaqueta primero su habitación/guardería

A los niños pequeños, por pequeños que parezcan, les encanta quedarse con lo conocido. Y lo que mejor conocen es la sensación de seguridad que tienen una vez en su habitación, rodeados de todo lo que les resulta familiar. Si has llegado a tu nuevo hogar, sólo podemos suponer que estás abrumado por todas las cajas de la mudanza que hay desperdigadas por ahí. Si no sabes cuáles coger, asegúrate de que sean las que contienen los objetos de tu hijo pequeño. La razón de esto es la misma que la de empaquetar las pertenencias de tu hijo pequeño al final: querrás poder encontrar rápidamente sus objetos más preciados.

Además, con la habitación infantil preparada y lista, tendrás un lugar seguro para tu hijo pequeño mientras te ocupas del desorden posterior a la mudanza. Y si te has mudado alguna vez, ya tienes una imagen de ti misma rodeada de un montón de cajas de mudanza sin abrir que hay que desembalar. No es una imagen agradable.

7. Proteja su casa de los niños en cuanto llegue

Mantener a salvo a su hijo pequeño después de una mudanza de larga distancia puede ser todo un reto. A los niños les encanta explorar, lo que puede ponerlos en peligro en la casa. Por eso es de vital importancia poner la casa a prueba de niños nada más llegar. Aunque se recomienda hacerlo antes de la mudanza, puede resultar complicado si no vives cerca. 

Hablando de la seguridad de su hijoEs importante mencionar que no debes dejarlos solos en una habitación llena de cajas de mudanza, sobre todo si están apiladas unas encima de otras. Alguna podría caerse y herir gravemente al pequeño. Si es posible, lo mejor es que alguien cuide de tu pequeño mientras deshaces el equipaje. Pero si esa no es una opción, entonces tienes que mantener los ojos bien abiertos.

8. Ármate de paciencia

Al final, el ingrediente más importante será la paciencia. Este proceso será todo un reto tanto para los padres como para los niños pequeños, y estará plagado de obstáculos por el camino. Para superar con éxito esos obstáculos, necesitará tener mucha paciencia, así como comprender las rabietas de su hijo. Pero una vez que toda la familia esté instalada en su nuevo hogar, todos los problemas a los que se haya enfrentado parecerán insignificantes.

Comparte este artículo y esparce el amor

Facebook
Gorjeo
Pinterest
WhatsApp

Artículos más populares

Obtenga las últimas actualizaciones

Suscríbete a nuestro boletín semanal

Nada de spam, solo nuevos productos, actualizaciones y artículos.

Principales categorías de productos

Artículos más recientes

Productos de moda

Más del blog

KidsBaron
Your Cart