kidsbaron.com logo pequeño

TIENDA

MENÚ

CARRITO

Por qué es importante leer con tus hijos

la importancia de leer a sus hijos la alfabetización temprana

A menudo se pregunta a los padres cuáles son las mejores maneras de conseguir que sus hijos lean. La respuesta es sencilla, pero no siempre fácil: ¡leer con ellos! Cuando un padre lee en voz alta con una voz coherente y expresiva, es más fácil que los niños entiendan lo que han oído. También crea una experiencia de lectura compartida que puede fomentar una conexión emocional entre padres e hijos, lo que a su vez hará que la lectura sea más agradable para ambos. Leer juntos tiene beneficios que van mucho más allá de despertar el interés de su hijo por los libros; fomenta las habilidades de comunicación, el desarrollo motor, el crecimiento del vocabulario, la capacidad de resolver problemas y mucho más. En resumen: cuando lees con tus hijos, ayudas a crear la próxima generación de lectores.

¿Les lee a sus hijos?

Un estudio publicado recientemente en el Revista de Pediatría del Desarrollo y del Comportamiento descubrió que los padres que leen a sus hijos tienen niños con un vocabulario más amplio que los que no tienen un tiempo de cuentos regular. Los investigadores estudiaron a 1.300 familias en las que los bebés tenían 9 meses al inicio del estudio. Los investigadores evaluaron tanto las interacciones entre padres e hijos como el vocabulario de los bebés cuando éstos tenían 2 años. Los padres que declararon leer a sus hijos más de una vez a la semana obtuvieron mejores resultados en las pruebas de vocabulario de sus hijos que los que leían con menos frecuencia. Y los resultados no se limitaron a los libros. Los padres también observaron beneficios si utilizaban otras formas de narración, como contar rimas o cantar canciones.

¿Hay una forma correcta de leer con mi hijo?

Probablemente hayas oído que siempre hay que leer libros ilustrados juntos, pero no tiene por qué ser así. La lectura de libros de primera lectura o de no ficción es igualmente beneficiosa para los niños en diferentes etapas de desarrollo, y proporciona una buena práctica para desarrollar las habilidades de fluidez. Sea cual sea el tipo de libros que elijas para leer con tu hijo, procura tomarte tu tiempo y modelar la pronunciación correcta de las palabras que puedan resultar difíciles. Es una buena práctica para que pronuncie los nuevos sonidos del texto o incluso para que cree sus propias frases sencillas con las nuevas palabras que acaba de aprender.

Los beneficios de leer a tus hijos

Los beneficios de leer a tus hijos son numerosos, y pueden incluir la mejora de las habilidades de vocabulario, la mejora de la concentración, una mayor autoexpresión y una conexión emocional más profunda. Para los padres, es un momento especial para compartir su amor por los libros y la lectura con sus hijos. También es una forma estupenda de introducir conceptos de alfabetización temprana que forman parte de los estándares escolares.

No esperes a que tu hijo pueda leer por sí mismo, ¡lee con él ahora! Ambos se beneficiarán enormemente, y no hay mejor momento que el presente para empezar a compartir libros juntos. Lea, ría, establezca vínculos... y, sobre todo, disfrute de la lectura con su hijo.

¿Puedo leerle a mi hijo algo que no sea ficción?

Sí. Los libros de no ficción son una forma maravillosa de ampliar los conocimientos de tu hijo y le ayudan a desarrollar importantes habilidades de comprensión lectora. Cuando un adulto lee un libro de no ficción, debe tener especial cuidado en asegurarse de que lo que se lee es apropiado para el nivel del niño. El adulto también debe animar a los niños a hacer preguntas sobre lo que están leyendo, e incluso hacer que participen en un debate después de la lectura del libro. Recuerda que los libros de no ficción no son sólo libros de referencia o enciclopedias. Los mejores títulos de no ficción para jóvenes lectores tienen un fuerte hilo narrativo, ilustraciones vívidas y fotos claras.

Pruebe este rápido experimento con su hijo la próxima vez que lean juntos un libro de no ficción: pídale que resuma lo que ha leído o que le cuente su parte favorita del libro. Su respuesta debe estar lo suficientemente bien pensada como para demostrar que ha entendido el texto. Evalúe si su hijo ha entendido o no el texto pidiéndole que responda a preguntas sobre lo que ha leído. Si sus respuestas no se ajustan a lo escrito, intente leerlo de nuevo en grupo.

¿Cuánto tiempo debo leer a mi hijo cada día?

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los padres lean a sus hijos todos los días hasta que cumplan 5 años. Para aprovechar al máximo el tiempo de lectura, intente reservar unos veinte minutos al día para que usted y su hijo disfruten juntos de los libros. El tiempo dedicado a la lectura tendrá un gran impacto en los conocimientos de tu hijo, en su vocabulario e incluso en sus niveles de empatía. Pero asegúrese también de que los libros sean accesibles para los niños en casa. Si sus hijos pueden ver su libro favorito en la encimera de la cocina, es más probable que pidan leerlo juntos antes del desayuno o durante la merienda. Guarde los libros en la habitación de su hijo, en su mochila e incluso en el asiento trasero de su coche para asegurarse de que siempre tiene a mano algún momento atractivo.

La importancia de la alfabetización temprana

Leer a su hijo no tiene por qué ser una tarea o un momento para ponerse al día con los correos electrónicos o las últimas noticias. A menudo, los padres están tan ocupados con el trabajo y otras exigencias que pueden no reservar tiempo para leer juntos por la noche. Pero es importante que los padres tomen el control de la lectura reservando un tiempo de calidad cada día para leer con sus hijos. Así es como los niños desarrollan una base sólida para la escuela y aprovechan al máximo lo que aprenden una vez que entran en el preescolar o el jardín de infancia.

También es importante que los padres den ejemplo de un buen comportamiento de lectura, lo que incluye releer los libros favoritos, interesarse por lo que su hijo está leyendo y hacer preguntas sobre el contenido. Cuando usted modela un buen comportamiento de lectura, anima a sus hijos a adoptarlo también. No tenga miedo de leer en voz alta libros que están más allá del nivel de lectura de su hijo: los libros con palabras difíciles, vocabulario nuevo e imágenes son formas estupendas de atraer a los niños al texto.

Cuando lees en voz alta con tu hijo, le das la oportunidad de escuchar literatura adecuada a su edad y atractiva. Leer juntos también anima a padres e hijos a interesarse por los libros con distintos fines. Elija libros ilustrados para los niños más pequeños o libros de capítulos para los más mayores para animarles a comprender el poder de la alfabetización.

Es fácil crear una zona de lectura en casa que puede caber hasta en el apartamento más pequeño. Coloca almohadas en el suelo junto a la cama de tu hijo o crea un rincón de lectura en su habitación con estanterías llenas de libros apropiados para su edad.

Si expones a tu hijo a la lectura, es más probable que se convierta en un ávido lector. La clave está en reservar un tiempo de calidad cada día y convertir la lectura en un hábito. Si es una prioridad para ti y para tu hijo, sus habilidades de lectura y escritura aumentarán y también sus posibilidades de éxito en la escuela.

¿A qué edad debe ser un niño un lector libre?

Aunque la AAP recomienda a los padres que lean a sus hijos hasta los 5 años, no hay límite de edad cuando se trata de leer. Un niño se convertirá en un lector libre cuando pueda leer libros por sí mismo y encuentre placer en coger un libro de forma independiente. Sin embargo, siga leyendo con él todo el tiempo que sus hijos quieran. A los niños les encanta oír los libros leídos en voz alta, y les entusiasmará que les leas sus libros favoritos una y otra vez.

La edad a la que los niños aprenden a leer solos varía. Mientras que algunos empiezan a los 4 años, otros lo hacen a los 7 años. Así que no estreses a tu hijo para que lea solo.

bandera de la almohada de la maternidad del embarazo

La lectura y sus beneficios en la escuela

Leer con tu hijo puede tener un gran impacto en su educación. Leer juntos no sólo ayuda a reforzar el vocabulario, sino que también permite a los niños acceder a mejores libros en las escuelas. Las investigaciones demuestran que los estudiantes que están bien leídos tienen más probabilidades de avanzar en la escuela y de obtener mejores resultados en los exámenes estandarizados.

A medida que los niños se convierten en lectores competentes, son capaces de trabajar con textos cada vez más complejos. Y cuando puedan leer y comprender libros de su nivel de lectura, les irá mejor en la escuela porque el material no será ni demasiado fácil ni demasiado difícil.

Si tu hijo tiene problemas de comprensión lectora, puede ser un signo de que no tiene las habilidades básicas para aprender a leer. Si ese es el caso, es importante que le hagas saber a tu hijo que aprender a leer es una habilidad en la que ambos podéis trabajar.

No tenga miedo de elegir libros de un nivel de edad superior a la capacidad de lectura de su hijo; de hecho, le ayudará a ganar confianza a medida que se familiarice con el texto.

Para llevar

La mejor manera de preparar a tu hijo para el colegio es leer con él desde pequeño. Al leer con tus hijos a menudo, les ayudarás a desarrollar su vocabulario y su fluidez. Y si eliges libros de nivel preescolar que sean apropiados para tu hijo, será más probable que entienda el texto por sí mismo cuando vaya a la guardería.

Si a tu hijo le cuesta aprender a leer, no te asustes; en cambio, haz de la lectura una prioridad. Si lee con él todos los días, le ayudará a practicar su fonética y su vocabulario a medida que aumenta su confianza. No tengas miedo de elegir libros de un nivel de edad superior a la capacidad de lectura de tu hijo. Cuando se familiarice con el texto, le ayudará a ganar confianza a medida que empiece a entender lo que está leyendo por sí mismo.

Mis propios pensamientos

Mi libro favorito que leo con mis hijos se llama "El monstruo al final de este libro". Lo hemos leído una y otra vez desde que eran pequeños. El autor, Jon Stone, es mi autor de libros infantiles favorito. Si te preocupa que tu hijo no tenga tiempo para hacer ejercicio, te recomiendo encarecidamente que leas este libro (y otros) en el coche cuando estés esperando para el entrenamiento de fútbol o algo así.

El monstruo al final de este libro (Barrio Sésamo) (Pequeño gran libro de oro)
  • Libros de Oro
  • Libro de tapa dura
  • Stone, Jon (Autor)
  • Inglés (lengua de publicación)
  • 32 páginas - 05/11/2004 (Fecha de publicación) - Golden Books (Editorial)

James Patterson dijo: "Si quieres que tus hijos sean inteligentes, léeles cuentos de hadas. Si quieres que sean más inteligentes, léeles más cuentos de hadas".

Si no leíamos libros, veíamos vídeos o jugábamos con teléfonos y tabletas. Esas actividades no aumentan la inteligencia y estropean la vista, por lo que es muy recomendable que los niños no utilicen dispositivos electrónicos antes de los 14 años.

No sólo es importante leer con tu hijo, sino también asegurarte de que no pasa demasiado tiempo jugando con dispositivos electrónicos como videojuegos y teléfonos móviles. Los dispositivos electrónicos son adictivos. Deben usarse con moderación, si es que se usan. Y leer libros es una actividad más beneficiosa que jugar con dispositivos electrónicos.

Cuéntame tus libros favoritos y los que tus hijos adoraron. Sólo tienes que comentar este post y estoy seguro de que a otros lectores les encantará escuchar tus sugerencias también.

Comparte este artículo y difunde el amor

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos más populares

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro boletín semanal

No hay spam, sólo nuevos productos, actualizaciones y artículos.

Principales categorías de productos

Artículos más recientes

KidsBaron
Su cesta