kidsbaron.com logo pequeño

TIENDA

MENÚ

CARRITO

11 maneras de mantener a sus hijos entretenidos durante las vacaciones

cómo mantener a los niños entretenidos durante las vacaciones

Los niños adoran las vacaciones y a menudo las temen sus padres, que no saben cómo mantenerlos entretenidos durante tanto tiempo. Aunque un poco de aburrimiento no es malo para los niños, demasiado puede hacer que se comporten mal. Por eso, es buena idea estar preparado con algunas cartas en la manga para evitarlo.

Empieza por considerar las vacaciones como el mejor momento para establecer vínculos con tus hijos. Permítase participar también en sus juegos y diviértase. 

Para reducir el estrés de pensar en una actividad concreta para cada día o cada semana de las vacaciones más largas, puedes hacer un plan por adelantado. Una vez que empiece a escribir las posibles actividades, descubrirá cuántas opciones únicas le vendrán a la mente. Intenta ser lo más creativo posible y ofrecer una variedad de ideas. Ten en cuenta que permitir que tus hijos se pasen todas las vacaciones delante de sus tabletas o con un smartphone en la mano, no es la mejor alternativa que se puede ofrecer.

Puedes incluir algunos de los juegos a los que solíais jugar de pequeños, también puedes pensar en cómo utilizar los materiales que tienes en casa, introducir algunos nuevos juguetes educativos o aproveche las nuevas tecnologías de una manera inteligente que promueva que sus hijos sean participantes activos en la actividad y no espectadores pasivos. 

Ten en cuenta que también depende mucho de la temporada de vacaciones, ya que el verano te da más opciones para jugar al aire libre, mientras que las vacaciones de Semana Santa o Navidad pueden mantener a tus hijos ocupados haciendo actividades temáticas o simplemente decorando la casa y preparando regalos para amigos y familiares. 

¿Cómo mantener a los niños entretenidos durante las vacaciones?

Si tienes curiosidad por saber qué puede mantener a tus hijos ocupados durante las vacaciones y darte algo de tiempo para hacer tu trabajo o relajarte, a continuación encontrarás 11 ingeniosas sugerencias que pueden resultar útiles de inmediato. 

Descubra la biblioteca local

Uno de los mejores regalos que puedes hacer a tus hijos es el amor por los libros. Si hace tiempo que no vas a la biblioteca, puedes redescubrirla con tus hijos. Hoy en día, una biblioteca ofrece mucho más que libros, también puedes tomar prestadas películas o música. Y no hay nada comparable a tener un libro antiguo en las manos.

Es una buena idea pasar un rato leyendo un libro en la biblioteca, y no simplemente tomar uno prestado para casa. El ambiente de la biblioteca es muy diferente al de cualquier otro lugar y tus hijos pueden aprovechar el silencio y practicar algo agradable sin demasiado ruido. 

Ir de camping

Pasar tiempo en la naturaleza siempre es una buena idea, especialmente cuando el tiempo lo permite. Si estás en casa con tus hijos durante las vacaciones de Semana Santa o verano, puedes organizar una acampada para toda la familia. Comprueba cuáles son los destinos más adecuados para acampar y ve a por ellos. Asegúrate de preparar todas las mantas necesarias, los repelentes de insectos, la comida y algunos juegos, quizás. Prepara tu buen humor y estarás listo para la aventura.

Como alternativa, puedes animar a tus hijos a ir de acampada en tu patio. Puede ser como una fiesta de pijamas con amigos o puedes retarles a pasar un día entero o dos en una tienda de campaña al aire libre privados de las "comodidades modernas". A ver quién puede ser el ganador del reto: el que se vaya a casa con su ordenador o su televisión puede ser "castigado" a ayudar a cocinar durante una semana. Lo cual, por cierto, es otra forma estupenda de mantener a los niños ocupados durante las vacaciones. 

Hacer una venta de garaje

Puedes salir ganando si organizas una venta de garaje. Anima a tus hijos a limpiar su habitación y a empaquetar todos los juguetes o prendas que ya no usen o no les gusten. Así, los mantendrás ocupados durante un rato y acabarás con la casa más limpia. Como ventaja, puede que ganes algo de dinero en la venta para una excursión familiar.

Como parte de la venta de garaje, puedes incluir algunas galletas caseras u ofrecer limonada fresca. Todas estas son actividades adicionales para mantener a tus hijos ocupados pero también para que se sientan orgullosos de lo que han conseguido al final del día. 

Organizar una búsqueda del tesoro

Una búsqueda del tesoro es una actividad estupenda tanto para el interior como para el exterior y puede adaptarse a la edad de los niños que participan en ella. Dependiendo del tamaño de tus hijos, puedes organizar la búsqueda del tesoro de dos maneras:

  • Esconde una pequeña golosina en el jardín o en algún lugar de la casa y dibuja un mapa que te lleve hasta ella. También puede utilizar pistas escritas o una reacción en cadena, en la que una pista lleva a otra hasta encontrar el tesoro. Puedes hacer un mapa bastante sencillo que incluso tu hijo de preescolar pueda leer y seguir, o una actividad complicada para desafiar a los niños mayores. 
  • Pide a tus hijos que escondan algo por la casa y que dibujen un mapa con instrucciones escritas para que lo encuentres. Esto es adecuado para niños mayores que también saben escribir. Y, por supuesto, necesita su tiempo y voluntad para participar más activamente en el juego.

Siempre puedes turnarte para ser el hacedor de mapas o el buscador y así dar más oportunidades a este maravilloso juego. 

Crear un curso de asalto 

Desafía las habilidades físicas de tus hijos haciendo un circuito de asalto en el patio trasero. No hace falta que sea algo muy sofisticado: puedes utilizar trozos de madera viejos, cajas de cartón, muebles de jardín, cubos o simplemente cualquier cosa que haya en el jardín. El objetivo es poder saltar por encima, por debajo o rodear cada objeto.

Haz que tus hijos cronometren cada una de sus rondas y compitan para ver quién es más rápido. 

Puedes crear un recorrido que se puede completar tanto corriendo como en bicicleta, patinete, rollers o monopatín. 

Diviértete pintando

Pintar es una gran alternativa a dibujar o hacer bocetos. Puede ser una actividad bastante relajante siempre que se haga bien. 

Si tienes una vieja valla o un cobertizo en el jardín, ¿por qué no dejas que tus hijos sean creativos? Deja que los niños pinten con los colores que les gustan mientras dibujan a sus héroes de dibujos animados favoritos o simplemente algo que les guste.

Acabarás teniendo una valla o cobertizo renovado y tus hijos pasarán un día de diversión.

Si eres lo suficientemente valiente, puedes dejar que tus hijos pinten las paredes de su habitación. Asegúrate de que han cubierto todo lo valioso adecuadamente para que no tengas que trabajar demasiado para limpiar el desorden después. 

Un consejo para los padres de niños pequeños: puedes mantener a tu pequeño ocupado en los días más cálidos dejándole "pintar" la valla con agua. 

Llevar un diario

Para los adultos, escribir es una forma estupenda de aliviar el estrés. Para los niños, puede ser un poco aburrido o incluso parecer un castigo: te obligan a escribir durante las vacaciones. Aunque esta actividad es bastante útil para tus hijos, también puede ser divertida.

Ofréceles llevar un diario de sus aventuras de verano y sugiéreles que pueden hacer un álbum de recortes. Anímales a hacer fotos para ponerlas en él o a recoger pequeños objetos, como hojas o flores, de los lugares que habéis visitado. Al final del día, pueden pegar esos objetos en el libro y escribir algunas frases sobre cómo ha ido el día. Ofréceles ayuda, si es necesario, o sugiéreles que escriban un párrafo de vez en cuando sobre las actividades en las que han participado. 

Será un recuerdo divertido al que volver después de varios años. 

Organiza una aventura sin tu coche 

Estamos acostumbrados a ir de un lado a otro en nuestros coches y, si se estropean, sentimos como si nos faltara una pierna y un brazo. ¿Por qué no retas a tus hijos y a ti mismo a viajar por tu ciudad sin coche? Descubra el transporte local y vea a dónde puede llevarle.

Selecciona algunos lugares interesantes para visitar, como parques, el zoo o un museo, y planifica tu ruta utilizando el transporte público. Puedes optar por cambiar de medio de transporte, si lo hay, o quedarte con un tipo concreto. Si eliges la segunda opción, puedes hacer otro viaje al centro de la ciudad la semana que viene, pero utilizando otros medios de transporte público.

De este modo, podrá simular que es un turista en su ciudad y mirarla con otros ojos. Descubrirás muchos lugares nuevos que ignorabas que existían. 

Filmar una película

Anima a tus hijos a ser cineastas. Para ello, puedes utilizar algunas de las tecnologías modernas en tu beneficio. Los niños pueden filmar una sencilla película con su smartphone o con el tuyo y luego puedes ayudarles a editarla. Puedes participar como director y darles un tema en torno al cual se desarrolle la película o puedes dejar que sean tan creativos como quieran.

Esta actividad es adecuada para niños de distintas edades. Los más pequeños pueden utilizar sus juguetes y hacer series más cortas, mientras que puedes animar a los adolescentes a filmar un tema que les interese a ellos y a sus compañeros. Anímales a buscar fuentes de información auténticas para respaldar el proyecto, pero recuerda que deben divertirse. 

Volar cometas 

Volar cometas es una actividad muy apreciada por los niños de todas las edades. Si el tiempo te lo permite, deberías incluirla en tu lista de cosas por hacer durante las vacaciones.

Puedes hacer unas cuantas cometas junto con los niños e incluso organizar una competición: para la cometa más grande/pequeña que vuele, para el vuelo más largo, para el concepto de cometa más original, etc. Es una de esas actividades emblemáticas de la infancia que siempre despertará al niño que hay en ti y te permitirá divertirte y disfrutar con tus hijos. 

Tómatelo con calma 

Por último, pero no menos importante, no olvide que las vacaciones son tiempo para relajarse y desconectar. No planifiques demasiadas actividades para tus hijos ni organices un calendario demasiado apretado. Basta con que tengas unos días para ver películas y comer palomitas, dibujar, leer o jugar. 

Ve a la playa o a la piscina y báñate si hace buen tiempo o haz un muñeco de nieve en invierno. Horneen juntos sus galletas favoritas o cuiden las plantas del jardín. Todas estas actividades son grandes alternativas al tiempo de pantalla y ayudarán a tus hijos a aprender toneladas de nuevas habilidades mientras se divierten.

Puede organizar un desfile de moda o una exhibición de juguetes como parte del entretenimiento durante sus vacaciones y puede consultar las secciones respectivas en nuestro tienda online si echas de menos un elemento para la actividad.

Comparte este artículo y difunde el amor

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos más populares

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro boletín semanal

No hay spam, sólo nuevos productos, actualizaciones y artículos.

Principales categorías de productos

Artículos más recientes

KidsBaron
Su cesta