kidsbaron.com logo pequeño

TIENDA

MENÚ

CARRITO

Juguetes educativos: La clave para un crecimiento saludable y por qué los necesita

juguetes educativos

A una edad temprana, los niños sienten curiosidad por todo. Quieren explorar, tocar cada objeto, oler cada aroma y conocer el mundo al máximo. Se les puede comparar fácilmente con una hoja de papel en blanco que aún no se ha convertido en una obra maestra. Los niños se interesan mucho por el entorno que les rodea y están deseosos de aprender. Durante esta etapa de su vida, el apoyo que reciban a la hora de aprender cosas nuevas tendrá una importancia esencial para su futuro desarrollo y crecimiento como personas. 

En este artículo, nos centraremos en juguetes educativos y profundizaremos en los beneficios que tienen en el crecimiento del niño. Veremos los periodos de tiempo en los que deberían usarse idealmente y daremos algunos ejemplos de juguetes que podrían hacer maravillas con el desarrollo de tu hijo. 

¿Qué son los juguetes educativos?

Aunque muchos tipos de juguetes pueden influir en el crecimiento, el desarrollo y el coeficiente intelectual de su hijo, no todos se clasifican como educativos. Un juguete educativo es aquel que tiene el propósito específico de desarrollar una determinada habilidad o que está tematizado en torno a un determinado tema con fines educativos. En cualquier caso, se puede afirmar que todos los juguetes pueden tener un efecto educativo en el niño siempre que se utilicen correctamente y con esa finalidad. 

Introducir este tipo de juguetes a tu pequeño mientras es pequeño es una forma estupenda de hacer que se interese por el aprendizaje en general. La mayoría de nosotros conocemos el estrés que se puede acumular en la escuela o la universidad cuando hay tanta información que se espera que se mastique y se recuerde. Desarrollar el hábito de aprender y establecer conexiones desde el principio ayudará a los niños a superar las distintas etapas de la vida con mayor facilidad. 

¿Cómo pueden los juguetes educativos ayudar a su hijo a crecer?

Además de ser muy divertidos y entretenidos, los juguetes educativos para niños tienen mucho más que ofrecer. Son como la escolarización de un niño mientras pasa la mayor parte del tiempo en casa. Veamos cuáles son algunas de las principales habilidades que las actividades con juguetes educativos pueden desarrollar.

Los juguetes educativos pueden desarrollar las capacidades físicas 

No hay mucha gente que considere los juguetes como un ejercicio físico, ya que normalmente son de pequeño tamaño y poco peso. Sin embargo, los juguetes requieren que los niños los cojan, los lleven de un lado a otro y los coloquen en un lugar diferente. Los juguetes educativos desarrollan los músculos de los brazos y las piernas del cuerpo de tu hijo a una edad muy temprana. Pueden ayudarle a enseñar a su bebé a sentarse, gatear o caminar. 

Pueden ser un gran recurso para el desarrollo físico de tus hijos, aunque no los hayas comprado pensando precisamente en esa capacidad. No obstante, notarás que tu hijo cambia y crece al pasar más tiempo con su juguete favorito. 

El juego educativo enseña a los niños a comunicarse

Las habilidades sociales son una de las partes más importantes de la vida humana, independientemente de la edad. Nuestra capacidad para comunicarnos con los demás nos acompaña durante el resto de nuestra vida y puede abrirnos puertas, exponernos a nuevas oportunidades, ayudarnos a hacer amigos y mucho más. Tener amigos y ser aceptado socialmente es importante para nuestra autoestima, el sentimiento de pertenencia y la felicidad en general. Y las habilidades sociales se forman antes de lo que cabría esperar.

Puede resultar sorprendente saber que las habilidades sociales empiezan a desarrollarse en un bebé incluso antes de que cumpla seis meses. En la mayoría de los casos, se pueden ver los primeros signos de desarrollo social a los tres meses, cuando los bebés empiezan a sonreír. Es importante proporcionar a tus pequeños juguetes educativos que les ayuden a desarrollar la comunicación, a compartir, a turnarse, el concepto de seguir guías y reglas, a trabajar en equipo y a jugar con honestidad. Estos rasgos se quedarán en tu hijo cuando crezca y son importantes para establecer su futuro estilo de vida y su moral. 

La resolución de problemas puede desarrollarse mediante juguetes educativos  

Hay ciertos juguetes que se han creado para entrenar específicamente la resolución de problemas en los niños y enseñarles habilidades como el razonamiento deductivo y el pensamiento creativo. Los juguetes de construcción, los rompecabezas y los juegos de ingenio son grandes ejemplos de juguetes que consiguen este objetivo. La idea de estos juegos es que el niño encuentre su propia solución a un problema determinado. Claro, puede haber algunas reglas que seguir, pero depende de ellos encontrar la respuesta y completar la tarea. Actividades como el uso de bloques de construcción para crear una estructura ayudan a los niños a pensar de forma innovadora y a establecer conexiones entre otras cosas que han intentado antes y la situación concreta. 

Jugar con juguetes educativos prepara a los niños para la escuela

Si pudieras recordar tu primer día de colegio, ¿cómo lo definirías? Para la mayoría de la gente, la experiencia es a la vez emocionante y un poco aterradora. Hay tantas cosas nuevas y desconocidas que te esperan, nuevas personas, nuevos entornos, nueva información. La escuela puede ser ciertamente estresante para los niños que no tienen ninguna o poca preparación con actividades similares. 

Por suerte, puedes ayudar a tu pequeño a prepararse introduciéndole los juguetes adecuados, que le ayudarán a desarrollar habilidades que utilizará a diario en la escuela. Por ejemplo, colorear libros, reconocer letras y números, saber cosas básicas sobre los animales y la naturaleza, y mucho más. Todo esto se puede aprender fácilmente simplemente disfrutando de un buen juego educativo con juguetes divertidos. Recuerda que la atención y la concentración de los niños aún no están desarrolladas y se aburren fácilmente con la rutina. Mantén las cosas interesantes teniendo una gama de juguetes educativos en la manga.

Los juguetes educativos son excelentes para desarrollar los sentidos 

Es muy poco probable que alguno de nosotros recuerde el primer sonido que escuchó o el primer objeto que tocó. Jugar con juguetes educativos puede ayudar a los niños a desarrollar sus sentidos, siendo los más comunes el tacto, la vista y el oído. La mayoría de los juguetes están creados con colores vivos y algunos incluso hacen uso de diferentes ruidos. Por ejemplo, su hijo puede aprender los sonidos que hacen los distintos animales o aprender nuevas palabras. Esto también contribuye al desarrollo de la personalidad, ya que a los niños les siguen gustando los sonidos, materiales y colores que han encontrado en su vida. 

¿Qué edad debe tener un niño para jugar con juguetes educativos?

Tu pequeño nunca es demasiado joven para empezar a experimentar la alegría del juego educativo. A algunos les sorprenderá saber que un niño puede tener tan sólo 3 meses de edad cuando empieza a aprender las primeras cosas de su entorno. A esta edad, la mayoría de las veces lo hacen a través de actos reflejos. Empiezan a dar patadas, a sonreír, a mover los brazos de forma espontánea. En esta fase, sólo son capaces de concentrarse en lo que ocurre a unos 20 centímetros de su cara. Por ejemplo, un caja de nanas dulces es la opción perfecta de entretenimiento educativo durante esta etapa. Este set educativo no solo ayuda a tus hijos a conciliar el sueño, sino que les introduce diferentes sonidos por primera vez. 

Cuando el bebé cumple entre 4 y 7 meses, empieza a formar una manera sistemática de comportarse y reaccionar. Pueden seguir visualmente objetos lejanos y se sienten atraídos por colores brillantes y patrones complejos. Los niños de esta edad pueden distinguir los objetos e incluso clasificarlos. Al llegar a los 7 meses, pueden sentarse sin ayuda y manipular objetos con facilidad. Sus habilidades motrices han empezado a desarrollarse y son capaces de agarrar objetos utilizando un agarre similar al de un gateador. 

A partir de los 8 meses, pueden empezar a jugar con bloques de construcción o ladrillos locos. Puede que no sean capaces de aprovechar todas las ventajas, pero aprenderán a mover los objetos, a colocarlos junto a otros y empezarán a explorar la relación causa-efecto. Justo antes de cumplir un año, es probable que empiecen a entender lo que ocurre bajo la superficie de su juguete favorito. 

Haz que el aprendizaje sea divertido 

Cuanto más crezca el niño, más complejos serán los juguetes educativos que puedes introducir en él. Observa cómo reacciona a los distintos tipos de juego e intenta que las cosas sean sencillas al principio. Empujar a tu pequeño a realizar tareas demasiado difíciles para su edad puede ser desmotivador y hacer que pierda el interés rápidamente.

Aprender a través de los juguetes educativos es una de las mejores maneras de atraer la atención de los niños hacia el conocimiento, la ciencia y la exploración de nuevas ideas y hechos. También es una forma perfecta de pasar tiempo juntos y desarrollar la confianza de tu pequeño hacia ti. Empieza pronto y asegúrate de elegir el juguete perfecto para tu hijo, según su edad y sus preferencias. ¡Que lo disfrutes!

Comparte este artículo y difunde el amor

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos más populares

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro boletín semanal

No hay spam, sólo nuevos productos, actualizaciones y artículos.

Principales categorías de productos

Artículos más recientes

KidsBaron
Su carrito