kidsbaron.com logo pequeño

TIENDA

MENÚ

CARRITO

Cómo animar a tus hijos a hacer más ejercicio

cómo animar a sus hijos a hacer ejercicio más consejos prácticos y 45 actividades estupendas para toda la familia

Como padre, hay muchas cosas que quiero para mis hijos. Una de ellas es que estén sanos y activos.

En el mundo actual, puede ser difícil hacerlo con todos los juegos de ordenador y programas de televisión que los niños ven habitualmente. Pero hay formas de hacer que el ejercicio sea más divertido.

¿Recuerda cuando era niño y jugaba al aire libre durante horas? ¿Cuándo fue la última vez que recuerda a su hijo haciendo esto? Hoy en día, muchos niños pasan más tiempo frente a la televisión o la pantalla del ordenador que al aire libre. Esto hace que sea más difícil para usted, como padre, conseguir que sean activos.

Por qué es importante que los niños hagan ejercicio

Todos queremos que nuestros hijos estén sanos, pero ¿sabías que también es importante que hagan ejercicio? No sólo tendrán más energía a lo largo del día, sino que hacer ejercicio también ayudará a su crecimiento. A medida que tu hijo crece, el ejercicio es cada vez más importante.

El ejercicio es estupendo para los niños porque les ayuda a controlar su peso y a fortalecer su corazón. Pero esto no lo es todo. El ejercicio también ayuda a que el cerebro funcione mejor, despejando esas telarañas y deshaciendo la niebla mental. También alivia el estrés para que puedan tener una mejor actitud al ser adultos.

Hay muchas maneras de hacer que tus hijos estén activos. Puedes llevarlos a pasear o a ir al parque. También hay muchos deportes y actividades que son excelentes para los niños, como el baloncesto, el fútbol y la natación.

Es importante encontrar algo que su hijo disfrute haciendo. Así será más probable que lo siga haciendo. También puede intentar implicarse en la actividad de su hijo. Esto ayudará a crear un vínculo familiar al tiempo que les ayuda a mantenerse sanos.

Formas de animar a tus hijos a hacer más ejercicio

Para encontrar algo que pueda gustarle a tu hijo, intenta pedirle su opinión. Si no sabes qué le gusta, es una buena manera de averiguarlo. Puede que le interese la escalada o la gimnasia, o incluso el monopatín. Todas estas actividades son divertidas y buenas para ellos.

No tengas miedo de probar cosas nuevas. Nunca sabes lo que le va a gustar a tu hijo hasta que lo llevas allí. Si no les gusta una cosa, no pasa nada. Es una forma de explorar sus intereses y de ofrecerles algo divertido que hacer con usted como padre.

Tener una meta también es importante para tus hijos. Puede ser algo tan sencillo como un póster en su pared o un evento próximo. Sea como sea, el objetivo debe ser algo que ellos quieran conseguir.

kidsbaron fashion for kids clothing banner

Intenta no obligarles a hacer nada que no les guste. Si no se divierten, no tiene sentido salir y gastar el dinero. Esto sólo conseguirá que se resientan de la actividad y no quieran volver a hacerla.

También puedes trabajar para crear una casa más saludable. Hay cosas que puedes hacer en tu casa para facilitar que tu familia haga ejercicio, como apagar la televisión y trasladar el ordenador a una habitación adicional. Todas estas son formas de animar a tus hijos a tener un estilo de vida más saludable.

Consejos para los padres sobre cómo hacer que el ejercicio sea más divertido para sus hijos

Hay muchas maneras de crear un entorno más saludable para tus hijos. Sólo tienes que saber cuáles son sus intereses y ser capaz de averiguar lo que les gusta hacer. Intenta no presionarlos demasiado, pero hazles saber que el ejercicio es importante para que puedan vivir más tiempo.

Algunas ideas son llevar a los niños de excursión o practicar un deporte divertido al aire libre con ellos. Si no conoces un deporte, pregunta a otros padres para que te den algunas ideas sobre lo que hacen. Es una buena manera de que tus hijos se diviertan y estén activos al mismo tiempo.

Recuerde que no está solo en este viaje para conseguir que sus hijos se involucren más en los deportes y juegos. Hay otros padres que quieren lo mismo que tú. Preguntando por ahí puedes obtener algunas ideas divertidas sobre lo que tus hijos disfrutarían haciendo y que además sería estupendo para ellos.

Formas positivas de animar a tus hijos a hacer más ejercicio

El ejercicio es algo que a muchos niños no les gusta, pero eso no significa que no lo necesiten. Es importante asegurarse de que tus hijos hacen el ejercicio que necesitan y merecen. Hay muchas formas de hacerlo, como jugar al aire libre o llevarlos a pasear en familia.

También hay otras opciones si esas no parecen ser algo que tus hijos disfruten haciendo. Puedes salir y probar nuevos deportes o actividades. Sólo asegúrate de hacerles saber que es algo que podéis hacer juntos y que será una experiencia divertida para ambos.

También es importante que tus hijos coman de forma saludable, para que reciban las vitaminas y nutrientes adecuados. La actividad física también estimula la capacidad cerebral, lo que ayuda a tu hijo a rendir mejor en la escuela y a alargar su vida.

Si quieres que tus hijos sean más activos, tienes que demostrarles que es importante. Asegúrate de que comen de forma saludable y duermen con regularidad a lo largo de la semana. Esto ayudará a mantener su energía para que puedan pasar el día más fácilmente.

Éstas son sólo algunas ideas sobre cómo hacer que tus hijos participen más en su vida cotidiana. No tienes que presionarlos demasiado para que odien salir y ser activos. Es una buena manera de que tu familia se vincule entre sí a la vez que hace algo importante.

Sin embargo, ten cuidado con lo que dices con los niños, porque ellos captarán cualquier negatividad en tu voz cuando estés haciendo ejercicio con ellos. Esto hará que se sientan mal consigo mismos, que es lo contrario de lo que quieres conseguir.

Los beneficios de que su hijo participe en deportes y actividades

La participación de los niños en deportes y actividades a una edad temprana tiene numerosos beneficios. Uno de esos beneficios es el hecho de que ayuda a prevenir enfermedades a medida que crecen.

Esto también aumenta la capacidad cerebral de los niños, por lo que pueden tener un coeficiente intelectual más alto que los niños que no participan en ningún juego o actividad física. Esto les ayudará a sobresalir en la escuela y a tener una vida mejor siempre que sigan el ritmo.

Otro beneficio es mantenerlos mentalmente en forma para que sepan manejar sus emociones. Si tu hijo sabe cómo manejar su ira o su tristeza, esto le ayudará a evitar que descargue sus problemas en los demás.

Todos estos beneficios son increíbles para ti y para tus hijos. Les ayuda a ser más activos en su vida diaria, lo que también les ayudará a mantenerse sanos a lo largo de los años. Si quieres que tus hijos crezcan sanos, es importante que les des a conocer todos los beneficios que aportan los juegos y actividades físicas desde pequeños.

Cómo elegir el deporte o la actividad adecuada para su hijo

Si no sabes qué deporte o actividad sería mejor para tu hijo, lo mejor es que preguntes a otros padres. Averigua qué actividades les pueden gustar y parte de ahí.

Sólo asegúrate de que la actividad sea algo que no les haga daño. Si a tu hijo no le gusta ensuciarse, el fútbol no es una buena opción. Si le gusta estar siempre al aire libre, quizá el senderismo sea una buena opción para él.

Debes encontrar algo que tu hijo disfrute haciendo y que sea seguro para él al mismo tiempo. También es bueno tener en cuenta que hay muchas opciones por ahí, así que realmente no puedes equivocarte con lo que elijas hacer con ellos.

Hagas lo que hagas, no presiones a tus hijos para que lo odien todo. Recuerda que es algo nuevo para ellos y puede que no quieran participar en ello contigo. Ve a su ritmo para que se acostumbren a cualquier juego o actividad que elijas.

Lo más importante es que hagáis algo juntos como familia. Hacer que tus hijos participen en deportes y actividades puede acercaros más que nunca. Es una forma estupenda de que toda la familia establezca vínculos entre sí y, al mismo tiempo, experimente algo divertido y emocionante.

Aquí tienes algunas actividades deportivas que merece la pena probar y que a otros niños les encantan:

  1. Juegos de pelota: Fútbol - Fútbol americano - Béisbol, etc. Estos son los deportes clásicos que todo el mundo conoce. Seguro que estas actividades no necesitan ninguna creatividad para encontrarlas, pero también son las actividades que gustan a todo el país. Así que es probable que a tu hijo, tenga la edad que tenga, también le gusten.
  2. Montar a caballo: Esta es una buena manera de hacer que los niños salgan al exterior y al mismo tiempo enseñarles a trabajar con animales. También es bueno para su salud cardiovascular, así que también pueden estar en forma físicamente.
  3. Actividades en la naturaleza: Suelen ser actividades tranquilas, las que prefieren algunos niños. Pueden disfrutar de algo como la escalada o la espeleología.
  4. Ciclismo: Los niños pueden ir en bicicleta con sus familias para mantenerse sanos y disfrutar del aire libre al mismo tiempo. Es una forma rápida de crear vínculos familiares, sobre todo si se trata de una actividad en la que todos pueden participar. Ir en bicicleta no significa dar una vuelta por el barrio sin un destino. Hay muchas variantes, como el ciclismo de montaña, la conducción de una bicicleta de carretera a gran velocidad o el paseo por el bosque o los senderos. Consejo extra: Deja que tu hijo utilice su bicicleta para llevarte la compra que se te ha olvidado o para recoger la pizza que has pedido para cenar. Así su hijo hará un ejercicio extra sin haberlo planeado.
  5. Deportes de raqueta: Puede parecer una opción extraña, pero a los niños les encantan los deportes de raqueta como el tenis o el squash. Son deportes de alta intensidad que requieren mucha coordinación entre manos y ojos, algo que la mayoría de los niños tienen.
  6. Deportes para perros: Esta actividad puede costar un poco más de dinero, pero a la larga merece la pena. Conseguir un perro y salir a pasear es una forma estupenda de que tanto tú como tu hijo establezcáis un vínculo entre vosotros a la vez que realizáis una actividad física extra.

Qué hacer si su hijo no quiere participar en una actividad que usted ha elegido para él

Si decides llevar a tu hijo a una actividad deportiva o a un partido, pero no parece estar interesado en las actividades, lo mejor es que desistas. Ve solo si muestran interés y están dispuestos a participar.

Lo peor que puedes hacer es obligar a tu hijo a hacer algo que realmente no quiere hacer.

Si quieres que tu hijo se interese por una actividad, pero no es muy receptivo a ella, hay otros métodos que pueden ayudarte: 

Intenta siempre que participen en las fases de planificación del juego o la actividad. Habla de lo que debes esperar y de si les gustará o no. Es incluso mejor si pueden ver a otra persona jugar o participar en él.

No intentes presionarle para que haga algo que no le gusta, sino que busca actividades que creas que ambos podéis hacer juntos. No vuelvas a mencionar la otra actividad hasta que estés seguro de que tu hijo quiere probarla. Si sigue sin querer, lo mejor es pasar página y aceptar que no le interesa esa actividad.

Como último recurso, si tu hijo sigue sin querer participar en la actividad, asegúrate de explicarle qué otros beneficios tiene hacerla. Por ejemplo, puede hablarle de todas las calorías que quemará o de lo más sano que estará.

No todo es ejercicio físico: la salud mental también es importante

La salud mental suele quedar fuera de la ecuación cuando se habla de ejercicio. Pero no debería ser así.

El ejercicio ayuda a estimular su cerebro, lo que a su vez contribuirá a mejorar el bienestar general de su hijo. El mero hecho de estar al aire libre y hacer deporte puede tener un efecto positivo en la salud mental, pero si lo hacen contigo, eso sólo mejora el efecto que tiene en ellos.

No fuerces a tu hijo a hacer el ejercicio que crees que es bueno para él, sino que busca algo que le guste, independientemente de si es beneficioso o no. Así será más probable que quieran participar y seguir haciéndolo en el futuro.

El ajedrez es un juego mentalmente estimulante que también es una gran manera de que los niños se relacionen con sus padres. Requiere que piensen en el futuro y planifiquen varios pasos.

Aunque el ajedrez es un gran juego, es importante que no muestres ningún signo de frustración o decepción si tu hijo pierde porque esto puede hacer que lo abandone antes. Su salud mental es tan importante como su salud física y siempre debemos tratar de encontrar actividades que les gusten.

Los sudokus o los crucigramas también son juegos estupendos a los que tu hijo puede jugar contigo. Ambos requieren mucho pensamiento crítico y destreza mental, lo que es tan importante como el ejercicio físico.

Así que no te olvides de estimular frecuentemente el cerebro de tu pequeño con algunas actividades divertidas. Será mucho más divertido para ti y para tu hijo si disfruta haciéndolo.

La importancia de dar un buen ejemplo a tus hijos a la hora de ser activos

Si quieres que tu hijo sea físicamente activo, es importante que vea a sus padres practicar lo que predican. "Predicar con el ejemplo" es el nombre del juego.

Tus hijos te van a admirar e intentarán emular algunas de las actividades que realizas en tu tiempo libre. Y no sólo con el ejercicio físico. También hablarán de cómo priorizas el tiempo que pasas con ellos, el tipo de películas que te gusta ver, los lugares que os gusta visitar juntos, etc.

Querrán participar en lo que sea que estés haciendo, tanto si tienen un interés genuino como si no. Por ejemplo, si a su personaje de dibujos animados favorito le gusta ir de aventuras y visitar nuevos lugares en cada episodio, puede que empiecen a preguntar si ellos también pueden ir de aventuras.

Aquí es donde radica el problema. A la mayoría de los niños no les interesa ir en un barco a Hawai sólo porque su personaje de dibujos animados favorito lleva a sus amigos allí cada semana. Como padre, tu trabajo es ayudarles a darse cuenta de que tal vez no sea posible que se vayan de aventura con su mejor amigo y sus personajes de dibujos animados favoritos.

En su lugar, pueden dar un paseo en bicicleta con usted en el parque. De este modo, podrán ver y experimentar algo nuevo mientras pasan tiempo de calidad con sus seres queridos. Les estás mostrando que hay otras formas de divertirse y estar activos juntos que no implican unas costosas vacaciones.

Se trata de ser creativo y hacer cosas de las que se pueda beneficiar toda la familia.

Conclusiones y 45 ideas increíbles para realizar actividades con tus hijos

- Los niños aprenden con el ejemplo.

- Hacer ejercicio con tu hijo es probablemente la mejor manera de hacer que se mueva (y tú también). No se trata de que uno obligue al otro, sino de hacer algo juntos.

Ideas de actividades para todas las edades:

1. Ir a comprar al mercado de agricultores local o a la feria de artesanos

2. Ir de excursión por el bosque o el parque

3. Juegue con su hijo a cualquiera de sus deportes favoritos (por ejemplo, si le gusta jugar al fútbol, puede ser un momento de unión entre padres e hijos a la vez que se hace algo de ejercicio físico)

4. Visitar el centro de ciencias local o el museo de los niños

5. Si a tu hijo le gusta bailar, ¡salid a bailar juntos! No importa si es en una discoteca o si se ponen a bailar en la puerta de su casa.

6. Pasear en bicicleta por tu barrio siempre es una buena idea. Si el tiempo no es el mejor, acude a un parque cubierto o a una zona con muchos niños y bicicletas alrededor.

7. Si a su hijo le gustan los coches y las carreras, llévelo a un circuito de carreras donde pueda conducir algunos karts eléctricos o coches en miniatura por las pistas.

8. Dibujad juntos con tiza o pintura. Incluso podéis hacer vuestra propia carrera de obstáculos para que los dos corráis por ella.

9. Haz un picnic junto al lago o en el parque. ¡Lleva algunas cometas y juguetes para mantenerlos ocupados mientras preparas la comida para todos!

10. Haced un libro juntos sobre lo que quieran: puede ser algo de ficción, de no ficción o incluso sus películas favoritas. Sólo tienes que hacerles fotos con diferentes disfraces o escenarios que se te ocurran al pensar en ello.

11. Si a tu hijo le gusta jugar, puede que también les guste ir juntos a los recreativos y jugar a algún juego.

12. Jueguen en familia a un juego de mesa, no importa de qué tipo, siempre que se diviertan juntos.

13. Asiste a los festivales locales o a los eventos que se celebren en tu ciudad: suelen tener comida, música y artesanía local que puedes pasar un rato mirando.

14. Organiza una búsqueda del tesoro haciendo una lista de cosas para ir a recoger juntos en el barrio o en los parques cercanos. Hazlo más interesante poniendo precios a los objetos para que quien gane se encargue de las tareas que todos tenéis que llevar a cabo.

15. Si te sientes súper aventurero, haz un viaje por carretera a una ciudad cercana y pasa el día allí. Visitad las atracciones locales y los puestos de comida que surgen para los turistas. Es una forma estupenda de salir de tu zona de confort y de pasar un rato juntos.

16. Juega a los videojuegos en línea con ellos: es una buena manera de establecer un vínculo y ver qué tipo de juegos les gustan. Te permite entrar en su mente y ver cómo piensan.

17. Si a tu hijo no le gusta jugar al aire libre, anímale a hacerlo prometiéndole que le comprarás algo que sólo está disponible en el parque de la calle de al lado o en un mercado al aire libre de la ciudad de al lado.

18. Ve a tu gimnasio local o al YMCA y apúntate a una clase de ejercicio juntos. Es una forma estupenda de motivarles aún más, ya que pasarán tiempo con su persona favorita en el mundo: ¡tú!

19. Incorpórele también algunas ideas propias que vayan en consonancia con lo que le gusta. Si a tu hijo le gusta la astronomía, salid a observar las estrellas por la noche. Si le gustan los bichos, ¡vaya a un safari de bichos!

20. Haz algo de jardinería o paisajismo con ellos: será como revivir los días de tu infancia en los que jugabas en la tierra y te rodeaba el aire fresco. ¡Es una de las sensaciones más maravillosas del mundo!

21. Ve a un parque de atracciones local y montad juntos en todas sus atracciones favoritas: es una forma estupenda de pasar un tiempo de unión familiar con ellos y de crear recuerdos que recordaréis para siempre.

22. ¡Organiza una épica pelea de almohadas en tu salón con todas las almohadas a tu alrededor! ¡Haz que todos traigan almohadas de sus habitaciones y luchen hasta el fin de los tiempos!

23. Gastad toda vuestra asignación en caramelos o helados juntos: es una forma estupenda de comer todos los alimentos que os gustan mientras os chasqueáis el uno al otro con un cordón tonto sin sentiros un poco culpables por ello.

24. Vayan a acampar solos a algún lugar salvaje y pasen tiempo juntos viviendo en la naturaleza. Es una aventura que todo el mundo debe experimentar por sí mismo.

25. Lleva a tu hijo a comprar ropa nueva a su tienda favorita: es una buena forma de entusiasmarle con algo que no sean los videojuegos o los programas de televisión y de darle un capricho a ti al mismo tiempo.

26. Consigue una Wii o una Xbox y pasad un día divertido jugando juntos a algún videojuego; sólo asegúrate de equilibrar el tiempo que pasas en cada uno para que tu hijo no se vuelva demasiado adicto, sino que disfrute de su experiencia contigo.

27. Si su hijo es mayor, ¿por qué no le lleva a ver a su grupo o músico favorito en directo y asisten juntos a un concierto o espectáculo?

28. Crea un álbum de fotos con todos vuestros recuerdos favoritos juntos: siempre es agradable recordar los viejos tiempos y los buenos momentos que habéis pasado juntos.

29. Organiza un partido de baloncesto, fútbol, béisbol o cualquier otra cosa que les guste jugar. Conviértelo en un evento semanal que les haga ilusión.

30. Haz un viaje en coche a algún lugar cercano que siempre hayan querido ver, pero que nunca hayan visto. Es otra forma de que ambos estrechen lazos a través de experiencias y recuerdos que atesorarán para siempre.

31. Acampad juntos una noche en el bosque. Pasad la noche contando historias y asando malvaviscos alrededor de una hoguera.

32. Llévales a su restaurante favorito para que disfruten juntos de una experiencia gastronómica. Es una forma estupenda de estrechar lazos en torno a una deliciosa comida que les traerá recuerdos de los viejos tiempos que compartieron juntos.

33. Construid algo juntos, puede ser tan grande o pequeño como queráis. Empieza con algo sencillo, pero ve subiendo a cosas más grandes.

34. Llévales de viaje a algún sitio: ya sea al extranjero o a algún lugar cercano para pasar el fin de semana, siempre es bueno alejarse de todo y establecer un vínculo con el otro en un entorno nuevo.

35. Salgan a tomar un helado juntos: siempre es agradable relajarse y disfrutar del calor del verano mientras se miran a los ojos.

36. Llévalos a pasear en bicicleta por tu ciudad; si eres lo suficientemente atrevido, prueba a subir una colina. Muestra tus músculos (y el sudor) para ellos XD

37. Enséñale a cocinar su comida favorita y llévala para compartirla con la familia: es una forma estupenda de crear vínculos y de enseñarles a ser independientes en su tiempo libre.

38. Llévales de viaje este verano, cuando salgan del colegio. O simplemente tómate una tarde libre en el trabajo para los dos y salid a comer juntos cuando tengáis la oportunidad: es un tiempo de calidad juntos que ambos nunca olvidaréis.

39. Salga a correr o a pasear por el parque: es una forma estupenda de disfrutar al aire libre y hacer algo de ejercicio, lo que les ayuda a dormir mejor por la noche.

40. Si tienes un hijo pequeño, ¿por qué no ver una película con él en tu regazo y acurrucarse juntos en el calor del sofá? Es una buena manera de volver a la inocencia de vuestros primeros años y disfrutar de la compañía del otro sin tener que salir ni gastar dinero juntos.

41. Si tienes tiempo extra, ¿por qué no les ayudas a pintar su habitación y a crear un nuevo y divertido ambiente para ellos? ¡Será como empezar de nuevo con todo el mundo!

42. Si vives cerca del océano, llévales a dar un paseo por la playa para disfrutar del sonido de las olas al chocar contra las rocas y sentir su frescura en las piernas mientras os adentráis juntos en un nuevo territorio.

43. Este Halloween, vayan a una casa encantada o a un laberinto de maíz; es una experiencia de la que ambos podrán reírse juntos en los próximos años y una forma divertida de entusiasmarse con la temporada espeluznante.

44. Si tienes un hijo pequeño, llévalo fuera a jugar con su juguete favorito o a ver cómo interactúa con la naturaleza: es increíble ver lo libres que son cuando son ellos mismos en el momento en lugar de estar mirando la televisión todo el tiempo.

45. Si les encanta ir a los partidos de béisbol, ¿por qué no ir con ellos y disfrutar de una cerveza mientras animáis juntos al equipo? Es una experiencia que siempre les traerá recuerdos, independientemente de la edad que tengan ambos.

Independientemente de la etapa en la que se encuentre tu hijo, hay muchas ideas para ayudarle a participar físicamente. Esperamos que hayas encontrado algunos consejos nuevos que te sirvan a ti y a tus hijos; si no es así, ¡compártelos en los comentarios más abajo!

Le deseamos lo mejor para vivir estos momentos con sus hijos.

Comparte este artículo y difunde el amor

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos más populares

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro boletín semanal

No hay spam, sólo nuevos productos, actualizaciones y artículos.

Principales categorías de productos

Artículos más recientes

KidsBaron
Su cesta