kidsbaron.com logo pequeño

TIENDA

MENÚ

CARRITO

Trucos de crianza, desde la infancia hasta la adolescencia

encantadores trucos de crianza para madre e hija

La crianza de los hijos es un viaje, no sólo para su hijo, sino también para usted.

No puedes saber lo que es ser un adolescente hasta que tú mismo lo has sido. No puedes saber lo que es estar en medio del aprendizaje para ir al baño cuando todos tus amigos han pasado al preescolar. Hay hitos en cada etapa del desarrollo, y como padres estamos constantemente aprendiendo y adaptándonos junto con nuestros hijos.

Así que permíteme compartir algunos trucos de crianza que te ayudarán a hacer más llevadera la crianza: desde la infancia (o incluso antes) hasta la adolescencia. Estos trucos son métodos probados que han funcionado en miles de familias de todo el mundo, incluida la mía. Algunos son consejos prácticos; otros pueden parecer más sensibleros, pero todos se basan en mi experiencia (así como en los comentarios que he recibido de otros padres) y pueden aplicarse a tu familia.

¿Qué son los trucos de crianza?

Los trucos de paternidad son técnicas inteligentes que facilitan la crianza de los hijos, a veces de forma espectacular.

Algunos de estos trucos pueden utilizarse desde la infancia (aunque algunos requieren más madurez). Otros están pensados para etapas posteriores, pero creo que tiene sentido compartirlos ahora porque son fáciles y se pueden adaptar dependiendo de la etapa en la que te encuentres. Algunas de ellas las he utilizado con mis propios hijos (normalmente con grandes resultados).

bandera de la almohada de la maternidad del embarazo

Creo que es importante compartirlos ahora, porque puedes ponerlos en práctica de inmediato y ver los beneficios.

Algunos se basan en mi propia experiencia, pero muchos son de otros padres que he conocido en el camino; se comparten aquí con permiso. Estoy encantada de ayudar a difundir estos trucos de la manera que pueda: ¡el conocimiento es poder!

¿Cuáles son los 4 tipos de estilos parentales?

Probablemente hayas oído hablar del marco de las Cuatro Tendencias para los tipos de personalidad. Es un sistema creado por Gretchen Rubin (de The Happiness Project) y clasifica a las personas en función de cómo responden a las expectativas u obligaciones externas (como los compromisos con la familia, los amigos, el trabajo, etc.).

Las cuatro tendencias son la de defensor, la de cuestionador, la de obcecado y la de rebelde. No voy a entrar en detalles aquí porque ya hay recursos impresionantes sobre esas tendencias disponibles en línea. Puedes encontrar un montón de buenos artículos en padres.com.

Este marco es útil para los padres porque hay tendencias específicas que funcionan mejor con determinados estilos de crianza.

La psicología infantil actual distingue entre 4 estilos principales: Autoritario, Permiso, Autorizado (o "Indulgente"), y Sin implicación (Descuidada).

Para cada tendencia hay un estilo de crianza que probablemente será eficaz -e incluso agradable- para tu hijo. Estos son los estilos en los que me centraré a continuación, con consejos específicos para ayudarte a ponerlos en práctica. Por supuesto, es importante recordar que ningún estilo de crianza es correcto o incorrecto: ¡se trata de lo que mejor funciona para tu hijo!

Autoritario (o "Empujar"): Este estilo de crianza se caracteriza por ser estricto, firme y rápido en la disciplina. Las normas son obligatorias y se castiga el incumplimiento. Los resultados son más importantes que el proceso, por lo que los niños pueden sentir que su opinión no importa. El padre establece expectativas claras y ofrece pocas explicaciones y opciones. Este estilo funciona mejor con los Obligadores; cualquier otro es probable que se rebele contra él a pesar de ser el mismo comportamiento que este estilo intenta eliminar.

Autorizado (o "amistoso"): Este estilo de crianza se caracteriza por ser alentador pero también por hacer que las reglas sean claras y se apliquen de manera constante. Los padres son cariñosos y afectuosos, pero tienen límites que hacen cumplir sin ira y con empatía. También dan muchas opciones y explicaciones a sus hijos sobre la razón de ser de las normas y las consecuencias de su incumplimiento. Este estilo funciona mejor con los Cuestionadores; cualquier otra tendencia es probable que se rebele contra él.

La falta de respuesta y de comunicación son muy perjudiciales para el desarrollo del niño, pero también lo son el exceso de respuesta y la falta de límites en los primeros años.

Permiso (o "Laissez faire"): Este estilo de crianza se caracteriza por ser laxo, no tener reglas claras o aplicarlas de manera inconsistente con poca o ninguna disciplina. Los padres son cariñosos con sus hijos, pero tampoco esperan de ellos madurez, explicaciones o cooperación. Se trata de un estilo de crianza muy poco común -y posiblemente perjudicial- porque prepara a los niños para el fracaso al no darles la estructura que necesitan para un desarrollo saludable.

Sin implicación (o "Lax"): Este estilo de crianza se caracteriza por ser distante y proporcionar poco apoyo o disciplina. Los padres no establecen expectativas claras, no muestran calidez ni responden a las necesidades de sus hijos; no son afectuosos y se desentienden de las actividades e intereses de sus hijos. Es un estilo pasivo en el que los padres no se implican activamente en la vida de sus hijos, por lo que será un reto para que los niños se conviertan en individuos sanos y felices.

Pero el amor y la crianza no es todo lo que hay en la crianza de los hijos.

Estos son algunos de los trucos de crianza que he recogido en el camino a partir de mi propia experiencia con las 4 tendencias; de amigos y familiares, y de libros e investigaciones.

Cómo hacer más fácil la crianza de los hijos mediante diversas técnicas y trucos

Recuerda: esto no pretende ser una lista de razones por las que un estilo de crianza es mejor que otro, sólo se trata de explicar cómo hay diferentes opciones que pueden funcionar para algunas personas dependiendo de la tendencia de su hijo.

Nota: me referiré a los niños indistintamente como niño/s, ya que no quiero utilizar la palabra bebé/s cuando se trata de niños de 7 años.

1. No cedas a las rabietas

Los Obligadores siempre pondrán a prueba los límites y los sobrepasarán, incluso después de haberlos establecido - ¡porque eso es lo que hacen los Obligadores! Esto es una prueba de tus límites tanto como una necesidad de atención por parte de tu hijo.

Si cedes a la rabieta, estarás enseñando a tus hijos que si hacen suficientes berrinches, pueden conseguir lo que quieren en la vida, ¡y ésta no es la lección que quieres que aprendan!

2. ¡Tiempo muerto!

Los interrogadores responden bien a los tiempos muertos porque les dan la oportunidad de dar un paso atrás, calmarse y pensar en por qué han perdido el control. Es muy probable que dejen de portarse mal cuando se les da la oportunidad de hacerlo solos, a su propio ritmo.

3. Explicar el razonamiento de sus decisiones

Da una explicación y expón las consecuencias claramente de antemano. Esto es especialmente importante para los Interrogadores, pero ayudará a que los Obligados no se sientan confundidos o heridos por aparentes injusticias.

4. Etiquetar o identificar emociones y comportamientos

Utiliza palabras como "enfadado" o "molesto", no eufemismos como "malhumorado": hazle saber a tu hijo que sabes lo que siente y que le quieres independientemente de cómo decida comportarse.

5. Leer sobre el desarrollo del niño

Hay algunos libros estupendos sobre cada tendencia y las etapas de desarrollo por las que pasarán tus hijos desde la infancia hasta la adolescencia; es útil leer sobre ellas para poder entender por qué tus hijos actúan como lo hacen.

6. Lee todos los libros sobre paternidad que tengas a tu alcance.

Al fin y al cabo, cuanto más sepa sobre los estilos de crianza y las etapas de desarrollo de sus hijos, mejor padre será.

7. Encuentra un buen sistema de apoyo para ti

Es muy útil contar con una opinión externa cuando se trata de tus hijos. Recomiendo encarecidamente que utilices uno de esos foros de Facebook en los que los padres publican sus preguntas y reciben comentarios de otros padres. Puede ser una buena manera de obtener respuestas y apoyo.

8. No compares a tus hijos.

Es natural comparar a nuestros hijos con otros niños de vez en cuando, pero intenta no hacerlo delante de ellos. Las comparaciones les harán sentirse pequeños e inferiores porque percibirán que piensas que un niño es mejor que el otro, y esto puede ser perjudicial para su autoestima.

9. Haz que tus hijos participen en actividades que les gusten

Encuentre algo que les haga sentirse bien y participe usted mismo: le ayudará a sentirse conectado como familia.

10. Tenga paciencia con las preguntas de su hijo (¡y con las suyas!)

Mantenga la mente abierta y sea lo más paciente posible: ¡se alegrará de haberlo hecho!

11. Establece una hora de acostarse y cúmplela

Los adolescentes necesitan dormir mucho, como los bebés, pero no siempre van a hacer caso o a quedarse en su cama. Si tu hijo es físicamente capaz de quedarse en la cama y sigue saliendo, pon un candado o una barricada en su puerta.

12. Preparar su ropa la noche anterior

A los adolescentes no les gustará que les despiertes temprano para ir a algún sitio, sobre todo si están en plena fase de "no quiero ir". Intenta preparar su ropa la noche anterior o al principio de su ciclo de sueño para que sea más probable que se levante y se vista.

13. Infórmese sobre la etapa de desarrollo de su hijo

Ten en cuenta qué tipo de alumno es tu hijo: lo que funciona bien para un niño puede no funcionar para otro.

14. Está bien pedir ayuda

No tengas miedo de pedir consejo a un amigo o familiar. Están ahí para apoyarte y puede que tengan algunas buenas ideas sobre cómo tratar con tus hijos que no hayas probado antes.

15. No sientas que tienes que seguir la última tendencia en la crianza de los hijos

Las últimas tendencias en materia de crianza de los hijos son como cualquier otra moda: sólo un montón de propaganda que desaparecerá en unos pocos meses. Es importante recordar que las "tendencias" lo son por una razón: ¡no duran!

¿Qué trucos de crianza me han funcionado bien a mí y a otros?

He aquí algunos ejemplos de mi propia experiencia como madre y de otras madres que he conocido a lo largo de los años:

  • ¡El truco del "ruido blanco"! Cuando nuestros hijos eran bebés, utilizábamos este truco para la siesta y la hora de acostarse. Poníamos un poco de ruido blanco en su habitación -un ventilador o un purificador de aire o simplemente la televisión muy baja- para ahogar cualquier otro ruido y que pudieran dormir más profundamente. ¡Funcionó de verdad!

  • El truco de "elegir tus batallas": Puede que no siempre gane cuando se trata de la crianza de los hijos; de hecho, no puedo pensar en una sola cosa que mis hijos hagan y por la que SIEMPRE me ponga en su contra. Pero si hay algo relativamente menor que hacen constantemente (por ejemplo, tirar todos los juguetes que cogen, o gritar y chillar), déjalo pasar si puedes. Son niños y tienen muchas cosas que hacer a esa edad; ¡no necesitan otra cosa de la que preocuparse!

  • Entrenamiento para dormir: Mi marido y yo pusimos a nuestros bebés en sus propias camas cuando tenían seis meses -sí, incluso el bebé de 4 meses (que era un poco más retorcido que los otros). Tu hijo no se morirá si se le deja en la cuna, y es un hito del desarrollo por el que pasan todos los bebés.

  • Tirar las cucharas: Vale, esto no lo he probado yo, pero a otros padres les ha funcionado de maravilla. Este método funciona muy bien con los bebés que no dejan de comer del tarro. Lo único que hay que hacer es tapar el tarro, quitarle la cuchara y decirle que no hay más comida por ahora. A los bebés no les gusta que les nieguen las cosas, así que es una forma estupenda de conseguir que dejen de comer.

  • Chupetes: Los bebés adoran los chupetes porque les recuerdan el confort que les proporciona su madre mientras se alimentan. Es un reflejo muy natural para los bebés chupar algo cuando se les alimenta, así que prepárate para una lucha obstinada si intentas quitárselo. Es posible que tengas que darle un chupete y enseñarle a utilizarlo correctamente.

  • El truco del "baño": A nuestros bebés les encantaba bañarse cuando eran pequeños. Era una forma estupenda de establecer un vínculo con ellos y de ayudarles a aprender a comunicarse a través del juego. A veces metíamos sus juguetes en el agua y otras veces les dejábamos chapotear.

  • El truco del "niño grande": Haz que tus hijos se entusiasmen con el hito de pasar de la cuna a una cama normal hablando de lo que significa. Se están convirtiendo en niños grandes que tienen responsabilidades, como levantarse e irse a dormir solos. Deja que tus hijos te ayuden a elegir su nueva cama. Explícales las normas que van a seguir en su nueva cama de niño grande y asegúrate de que todos están de acuerdo en cómo vais a manejar situaciones como quedarse despierto hasta tarde o necesitar un vaso de agua por la noche.

  • Limpieza: Haz que la limpieza sea divertida estableciendo una rutina que incluya música y una tabla de tareas. Busca en la Dollar Store juguetes divertidos y artículos de limpieza que puedan utilizar, y haz que la limpieza forme parte de su rutina, como comer o irse a la cama.

  • El truco de "es por una buena causa": Haz una venta de garaje y dona el dinero a una organización benéfica. Anima a tus hijos a elegir los juguetes que quieren vender (y deja que se queden con el dinero que ganen con la venta), y hazles saber que están ayudando a otros niños al vender los juguetes que no quieren.

  • El truco de "al que madruga, Dios le ayuda": Empieza a establecer una rutina para la hora de acostarse desde el principio, y cúmplela para que sea más fácil para ti y para tu hijo más adelante. Haz lo mismo con las siestas si es necesario.

  • El truco del "deporte del color": Una noche fuimos a ver a mi marido jugar al hockey y todos los jugadores de ambos equipos llevaban puestas sus camisetas, que tenían mangas rojas. Mi hijo señaló que yo llevaba una camiseta roja con vaqueros negros y preguntó por qué nuestro equipo no iba de negro. Nos divertimos mucho y comentamos que los equipos suelen llevar camisetas de colores similares para parecer una unidad cohesionada.

  • No pasa nada por llorar: Tenemos un refrán que dice que "mañana saldrá el sol" (era el eslogan favorito de mi suegro), pero no sólo sirve para el tiempo. Es perfectamente normal que los niños se enfaden y lloren por algo, pero lo superarán. Siempre debes tratar de ayudar a tu hijo a superar la situación que le causa angustia en lugar de silenciarlo o enviarlo a su habitación. Si llora por una pesadilla, por ejemplo, siéntese con él hasta que se calme; los demás no suelen consolarle en sus sueños y eso puede ser estresante para él.

  • Verduras "asquerosas": Las verduras son una gran fuente de nutrientes que tus hijos necesitarán a medida que crezcan, así que puede que te encuentres con muchas batallas antes de que acepten comer sus verduras. Asegúrate de incluir verduras en todas las comidas, aunque tus hijos no quieran comerlas. Después de un tiempo, puede que decidan que no quieren dejar pasar la oportunidad de comer un bocado de brócoli o unas zanahorias.

  • El truco del "diamante en bruto": Explica a tus hijos que todo el mundo es diferente y único entre sí. Si se mira con suficiente atención, se puede encontrar algo especial en cada persona. Por ejemplo, puedes decir que alguien es como un diamante en bruto porque tiene un potencial oculto que espera ser descubierto. (¡Aprovecha la ocasión para enseñar a tus hijos buenos modales!

Cómo implementar estos trucos de crianza en el estilo de vida de su familia

La coherencia es la clave. Si implementas una nueva rutina a la hora de acostarse y luego te rindes la noche siguiente, tu hijo se dará cuenta de lo que está pasando y se dará cuenta de que realmente no importa. Por eso utilizamos nuestra rutina a la hora de acostarse casi todas las noches, aunque mi hijo se ponga un poco gruñón al respecto.

También es importante que las normas sean coherentes. Tu hijo no podrá aprender nada si no sabe cuáles son los límites. Establece un horario para la siesta y la hora de acostarse lo antes posible en lugar de intentar leer la mente de tu hijo, y hazle saber que lo cumplirás aunque se queje.

Tengo que admitir que no somos perfectos. Mi hijo tiene la costumbre de subirse a los respaldos de los sofás y las sillas, algo que no está permitido en nuestra casa, así que intento recordarle suavemente de vez en cuando que debe bajarse. A veces me hace caso y a veces no. En cualquier caso, es importante que mantengamos nuestras rutinas intactas para que pueda aprender lo que se espera de él.

En cuanto a las verduras, sólo le digo que los niños deben comer verduras porque son buenas para ellos.

Aunque no pongas en práctica todos estos trucos para padres todos los días, puedes utilizar un poco de cada uno para facilitar el proceso de aprendizaje de tu hijo. Recuerda que debes ser limpio y adecuado a su edad para que lo entienda, y que debes ser coherente para que pueda aprender.

¿Cómo puedo ser el mejor padre?

No existe la paternidad perfecta, pero todos tenemos que hacer lo mejor posible. No necesitamos ser los mejores amigos de nuestros hijos en todas las situaciones. Todos los objetivos de la crianza de los hijos conducen a la formación de pequeños seres humanos buenos, autosuficientes, optimistas y felices.

En resumen, he aquí nueve medidas de crianza efectivas que deberías seguir siempre:

  1. Demuestra a tus hijos que tu amor es incondicional
  2. Ser un buen modelo de conducta
  3. Comunicar bien y a menudo
  4. Estar dispuesto a aprender y adaptar su estilo de crianza
  5. Haz un hueco para pasar tiempo de calidad con tu familia
  6. Aumenta la autoestima de tu hijo
  7. Actuar y hablar de las cosas positivas de la vida, no de las negativas
  8. Establezca límites y sea consecuente con su disciplina
  9. Conozca sus propios límites, necesidades y limitaciones como padre

¿Cuál es la edad más difícil para los padres?

En general, creo que todas las edades son difíciles para los padres. Los niños nos exigen tiempo y energía, así que cuantos menos hijos tengas, más tiempo libre y dinero tendrás. Por otro lado, si tienes 9 hijos como yo (en realidad no jaja), es definitivamente un reto encontrar suficiente tiempo para cada uno de ellos.

Creo que la edad más difícil para los padres es cuando los niños tienen alrededor de 5-7 años.

¿Por qué? Porque son muy activos y curiosos por todo, por lo que descubren sus grandes habilidades para explorar el entorno por sí mismos. Además, a esta edad tenemos que comunicarnos con ellos mucho más que antes para enseñarles habilidades básicas para la vida (como manejar las emociones, ser respetuoso con los demás, etc.). Así que es una edad muy difícil para nosotros. A veces los niños pueden ser muy tercos y sus rabietas son lo peor.

Sin embargo, creo que debemos ver cada etapa del desarrollo infantil como un reto y una oportunidad para nuestros hijos. Nunca es fácil, pero al menos hace la vida más interesante.

Como gran optimista, debes mirar todo el potencial que la vida te brinda a ti y a tu familia. Y no olvides que, por muy dura que sea la crianza de los hijos, cuando echamos la vista atrás y la comparamos con los años de nuestra infancia, nos damos cuenta de que todo ha merecido la pena.

Ser padre es una decisión irreversible. Es un compromiso que no terminará cuando su hijo vaya a la universidad o comience su primer trabajo. La crianza de los hijos no consiste sólo en enseñarles modales, mantenerlos a salvo e inculcarles valores; también consiste en estar ahí para darles apoyo emocional cuando se sientan mal y celebrar con ellos sus éxitos. Tanto si tienes un niño pequeño como tres adolescentes en casa -o entre medias-, verás cómo esta entrada del blog puede ayudarte a hacer más fácil la crianza de los hijos utilizando diversas técnicas, trucos y consejos de crianza desde la infancia hasta la adolescencia. ¿Cuáles son algunas de las formas en que has hecho la vida con los niños un poco más fácil? Comparte tu opinión a continuación.

Comparte este artículo y difunde el amor

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos más populares

Reciba las últimas actualizaciones

Suscríbase a nuestro boletín semanal

No hay spam, sólo nuevos productos, actualizaciones y artículos.

Principales categorías de productos

Artículos más recientes

KidsBaron
Su cesta